Este corte, al igual que los coditos, se caracteriza por llevar hueso y aportar gran sabor y sustancia. Se consigue entero o porcionado. Se obtiene de la zona inferior de la pierna, entre la rodilla y antes de la pezuña. Se recomiendan cocciones algo prolongadas para obtener carne muy suave y con mucho sabor.