La chuleta de lomo ahumada, se conoce como una de las partes finas del cerdo. Viene con parte del hueso de la columna vertebral, que es lo que le da su delicioso sabor. Se puede servir fría o se puede dorar y se puede acompañar de alguna salsa agridulce.